jueves, 25 de octubre de 2007

PARAFENILENDIAMINA PPD

Parafenilendiamina
la parafenilendiamina es una molécula con una estructura química similar a diversas sustancias colorantes que se emplean en la industria textil (colorantes de anilina o azoicos: Disperse Orange 3, Disperse Yellow 3, Red 1, 3 y otros...), del caucho (isopropil-n-fenil-, ciclohexil- y difenil-parafenilendiaminas) y cosmética (3-aminofenol, 4-aminofenol, paratoluendiamina, diaminotoluensulfato), así como los medicamentos conocidos como grupo "para-" (derivados del ácido para-aminobenzoico o PABA, usado como protector solar. Las sulfonamidas y los anestésicos locales como la benzocaína). Debido a esta similitud molecular los pacientes alérgicos a la parafenilendiamina suelen reaccionar también a algunas de las otras sustancias, denominadas reacciones cruzadas, y de este modo un individuo que se haya hecho alérgico puede que tampoco tolere un tinte capilar, las gomas negras o la aplicación de una sulfamida tópica, y es muy probable que también experimente reacciones eccematosas más o menos severas si su piel contacta con prendas de ropa de colores anaranjados-rojos y negro. Las posibles consecuencias futuras del "inocente" tatuaje temporal no son por tanto menores. Recientemente se han descrito, también con los tatuajes temporales, sensibilizaciones alérgicas concomitantes –tal vez no casuales– en el momento de la sensibilización a la parafenilendiamina, frente al látex a aditivos de las gomas como el tiuram y frente a algunas esencias o fragancias
LOS TATUAJES TEMPORALES
Aparentemente inocuos, su disponibilidad es muy alta, y su duración es limitada en el tiempo, lo cual es también seductor: "desaparecerá antes de que te arrepientas de tenerlo". Pero estos falsos tatuajes conllevan riesgos que nos obligan a desaconsejarlos de forma categórica a nuestros pacientes, familiares y conocidos. Los argumentos para no recomendarlos son:1. La henna negra es un producto ilegal y clandestino. No se comercializa en tiendas de cosmética, ni en farmacias ni en otros establecimientos porque su uso no está autorizado. El proceso de elaboración es oscuro, y se desconoce la composición exacta de cada preparado particular, infringiendo así las normas actuales relativas a cosméticos . Debido precisamente a la falta de control sanitario, las tintas que se utilizan en estos tatuajes pueden llevar sustancias químicas prohibidas (por ejemplo, sales de circonio) o sustancias permitidas pero en concentraciones muy superiores a las autorizadas. Éste suele ser el caso de la parafenilendiamina, sustancia catalogada por la normativa europea como de uso restringido en cosméticos8, sólo autorizada en tintes para el pelo, y para la que se recomienda una concentración máxima del 2%; su uso a concentraciones superiores al 6% se prohíbe expresamente. A pesar de esto se han demostrado en diversas muestras de henna negra concentraciones de parafenilendiamina del 15,7%9.Las complicaciones con este tipo de tatuajes son muy frecuentes. Aunque sea improbable el riesgo de contagio de hepatitis y otras infecciones por no realizarse punción de la piel, no son raras las infecciones superficiales por grampositivos (piodermitis). Pero además es mucho más significativo –por su frecuencia y sus repercusiones futuras– el riesgo de sensibilización alérgica a la parafenilendiamina, que es extraordinariamente alto cuando la concentración de esta sustancia es elevada. De hecho, en un estudio experimental, la aplicación de parafenilendiamina al 15% dio lugar a la sensibilización alérgica de todos los voluntarios participantes.
La sensibilización se manifestará dos o tres semanas después de la aplicación del pseudotatuaje (mucho antes si el paciente ya estaba sensibilizado), en forma de una reacción inflamatoria local. Ésta generalmente será una erupción aguda, de carácter moderado o severo y de aspecto eccematoso, caracterizada por la aparición brusca de pápulas eritematosas y vesículas (incluso ampollas) sobre el tatuaje, y ocasionalmente también a distancia. El proceso se resolverá en unas semanas con tratamiento corticoideo tópico, si no surgen complicaciones como la infección secundaria. Son secuelas frecuentes la hiper o la hipopigmentación residuales de la piel afecta, y en ocasiones puede desarrollarse una cicatrización queloidea10. La sensibilización a parafenilendiamina a partir de pseudotatuajes suele ser exagerada, como se ha observado en la mayoría de los casos comunicados, y casi siempre da lugar a reacciones muy positivas (++/+++) en las pruebas epicutáneas. Además, el número de casos publicados en la literatura médica aumenta cada año.
Las consecuencias de una alergia de contacto a la parafenilendiamina son importantes, y más aún en niños o jóvenes. La sensibilización por contacto será indefinida, y el sujeto se verá obligado a evitar para siempre el contacto directo de su piel con un gran número de productos. Esta sustancia se encuentra como ingrediente en el 99% de los tintes permanentes y semipermanentes para el pelo, y forma parte también de las gomas negras, las tintas de imprenta, los fluidos de corte utilizados en la industria metalúrgica, así como de otros útiles de uso doméstico como betunes o pinturas.
Las personas sensibles a esta sustamcia pueden serlo de forma cruzada a otros productos del grupo para:

Para toluendiamina
Para amino difenilamina
Diamino amisol
Aminofenol

Esta sensibilidad a PPD puede verse en su forma aguda, de hipersensibilidad inmediata causando intensas urticarias.